ARDI Blog

ARDI BUENOS AIRES 2015

ARDI BUENOS AIRES 2015

Sumergida incondicionalmente en el diseño y la escenografía, descubrí el fascinante mundo del arte. Cuando pensé por primera vez en hacer una Feria, sabía que tenía que ser incesantemente renovadora, catalizadora de talentos, moderna pero no demasiado, y nunca provocativamente vanguardista. Nos fuimos encontrando y armando un equipo emprendedor, todos con el mismo espíritu logramos materializar y hacer visible los proyectos, era necesario esfuerzo, dedicación, tiempo y paciencia. Hicimos lo que queríamos hacer y sabíamos cómo hacerlo.

Que agradable es ahora contener las propuestas creativas, este año ARDI gira en torno al concepto de “Experiencias” buscando procesos de transformación y puestas en escenas donde se estimulan y dinamizan las capacidades de los artistas, del espacio y el público visitante. Una propuesta con un valor agregado vivencial y emocional, que genera procesos de reflexión acerca de conexiones arte-diseño, e intenta crear algunas bases para que consideren otros tipos de relaciones estético-artísticas o que ayuden a establecer una teoría del arte en relación al fenómeno estético de los diseños y sus actuales vinculaciones contemporáneas; una relación intensa y profunda con la gente, un diálogo con voces diversas.

No precisa más explicación que la que proporciona el trabajo bien hecho.

ARDI BUENOS AIRES 2015

La barbarie desvanece ante la belleza

ARDI 2015 nos vuelve a reunir con mayor impulso, envueltos en la nostalgia de lo que fue y la esperanza de lo que viene. Somos consecuentes con el riesgo por ser amantes de la belleza construidos con carne de arte. No somos ni pesimistas, ni derrotados: nada nos ha vencido y si el sentir de algún instante hubiera sido la derrota, esto nos ha fortalecido. El arte es el Fénix de la vida, nos compromete y nos excita a seguir. Este movimiento artístico de fusión de Arte y Diseño surgió con la esperanza de refundar la verdad de un genuino espacio para el artista, donde su obra y el entorno conformen una armónica unidad. Esta ilusión nos obligó a responder con compromiso, con ética, por todo aquello que hemos prometido y  comprendido del arte, para que todo lo vivido y conocido no permanezca sin acción en la vida. ARDI debe admitir que su expresión en el arte contribuye a la nimiedad de la vida y el ser integrado a la vida ha de saber que su falta de exigencia, compromiso y seriedad en sus problemas existenciales son también los responsables de la esterilidad del arte.

El juicio final le pertenece al observador, así lo expreso Borges; sabemos también, que ese curioso con corazón de poeta, busca en el arte lo mismo que espera de su savia o de la poesía: emoción, drama, belleza, una particular mirada sobre el universo, una interpretación del sentido o falta de sentido en la existencia o el misterio del origen.

Nuestro objetivo es sorprender, deslumbrar al público, sin defraudarlo; no hacer lo mismo que la vulgaridad; como un fatigado y eterno retorno a las provocaciones del dadaísmo, organizadas en el café Voltaire a comienzos del siglo XX.

En estos tiempos, en que el arte se reciente con la ausencia de un contundente compromiso, casi olvidando al diseño y al espacio como una parte esencial a la obra; tal vez, por el confundido criterio de creer, que son caminos paralelos, sin pertenencia. Hemos querido en una atrevida ambición, la de recuperar al igual que en el periodo renacentista, la estética, sin olvidar a la corriente innovadora del modernismo. Hemos querido darle a la obra su aliado o cómplice, el diseño, como expresión necesaria al límite que abraza a la obra y le da una armonía anecdótico-poética, aunque imaginaria del observador.         Espero que la disfruten como nosotros cuando la recreamos.

“No hay estética sin ética”